Zum Inhalt - Zur Navigation

Inhalt

Queridos y queridas compañeros y compañeras de la LSVD.

Reciban ustedes mis más sinceras muestras de estima y consideración y estima.

Es un placer poder dirigirme a ustedes en estos momentos tan especiales en los que celebran tan dignamente estos sus 20 años de existencia y lucha.

Como integrantes que soy de la comunidad nicaragüense y miembro de la gran familia humana y particularmente de la diversidad sexual me siento muy contento en poder acompañarles solidariamente con estas pocas palabras en tan regocijante momento.

Sé muy bien que compartimos con ustedes la misma bandera del arcoiris que nos une a todos y todas y entiendo muy bien que aunque nuestras culturas y lenguas sean tan distintas es la misma lucha la que compartimos y nos sentimos muy orgullosos de contar con un ejemplo tan digno como el de ustedes en estos momentos tan especiales.

Valoro altamente los aportes que ustedes han hecho para con nuestro esfuerzo y nuestra lucha acá en Nicaragua, misma que nos ha costado tanto, pero espero que juntos y juntas sigamos adelante en pro de lograr el sueño que todos y todas juntos y juntas anhelamos alcanzar: un mundo incluyente e inclusivo, un mundo con equidad e igualdad, en definitiva, un mundo de respeto para todos y todas los seres humanos.

No me resta mas que agradecer el apoyo que hemos recibidos de ustedes compañeros y compañeras en estos años de compartir, espero seguir contando con su solidaridad en nuestro andar y esperamos como nicaragüenses que somos seguir adelante contando con ustedes como hermanos y hermanas mayores que nos tendremos los unos a los otros en este caminar.

Mis más sinceros deseos de prosperidad y éxitos presentes y futuros, les deseo solidariamente desde Nicaragua.

Muy atentamente,
Ebén Díaz
Activista de la Diversidad Sexual
Red de Desarrollo Sostenible de Nicaragua

Managua, Nicaragua, miércoles 10 de febrero de 2010